bbbbbb

A raíz del escándalo de espionaje de la empresa Método 3 y de Xavier Martorell, exdirector de Seguridad y actual director general de Servicios Penitenciarios de la Generalitat,  se han conocido muchos datos de servicios de espionaje contratados.  Entre otros medios, en periódicos como ABC, EL PAÍS, el ECONOMISTA, ECODIARIO, LA RAZÓN,  se han publicado  datos privados de  futbolistas del FC Barcelona, obtenidos por servicios de espionaje contratados, al parecer, por su entrenador Guardiola. En el caso de Piqué el espionaje se intensificó cuando comenzó su relación con la cantante colombiana Shakira. Los medios han publicado que durante dicha “operación” de seguimiento se descubrió que el jugador azulgrana dedicaba su tiempo en Casinos y otros juegos de apuestas.  Un jugador de fútbol como Pique está clasificado como una persona semipública, ha llegado a la opinión pública por su profesión de futbolista, y nunca ha divulgado datos de su intimidad,  por lo que debe entenderse que su intimidad empieza donde acaba su profesión de futbolista, siendo noticiable todo lo relacionado con el fútbol. E informar que en su vida privada acuda al casino no es noticiable, vulnera claramente su intimidad. La cuestión es si los medios pueden acogerse al reportaje neutral cuando se han conocido esos datos a través de una operación policial o judicial contra la agencia de espionaje y simplemente los transmiten, identificando las fuentes.  Opinamos que, en este caso, el medio no puede acogerse al reportaje neutral porque es claro que un informe de espionaje es de carácter confidencial y los datos sobre la vida privada de los futbolistas son evidentemente íntimos, por más que las actuaciones judiciales tengan carácter de publicas. Dicho de otra forma, en dichas actuaciones no se investiga a Pique, sino a la agencia de espionaje, por lo que lo noticiable no es la vida intima de Pique.

 

 

 

 

 

Si te gustó el post, subscríbete a nuestro canal RSS