foto infanta monghola

 

En el mes de febrero de 2014, fue publicada esta portada en la que figura la imagen de la Infanta Elena agarrada a unos barrotes como si estuviera encarcelada en prisión. La imagen está acompañada del titular “Infanta Cristina nos muestra la intimidad de su celda”.

En primer lugar, y en lo referente al derecho a la propia imagen de la Infanta, es obvio que la imagen ha sido modificada y utilizada para hacer información satírica del Caso Nóos. Es decir, la imagen encajaría en lo que debe entenderse como caricatura que puede calificarse de usual, lo que excluiría que hubiera un intromisión en la propia imagen. Además, se trata de una persona pública y un asunto de alto interés público  por lo que la utilización de la imagen caricaturizada estaría justificada.

Sin embargo, si que cabe entender que existe una intromisión en el derecho al honor de la infanta puesto que en la imagen se le representa ya en la cárcel, sin haber sido juzgada, es decir la representa de culpable, con lo que de forma evidente está vulnerando su presunción de inocencia menoscabando su derecho al honor.

En definitiva, ponderando el derecho a la libertad de expresión del periodista con el derecho al honor de la infanta, aún atendiendo al alto interés público del hecho noticiable y aún atendiendo al claro tono humorístico de la publicación, estimamos que es indispensable  el respeto a la presunción de inocencia en la información, por lo que bajo nuestra opinión, preponderaría el derecho al honor de la infanta.

 

 

Si te gustó el post, subscríbete a nuestro canal RSS