CAMARA OCULTA

Un equipo de televisión del Canal Mundo Producciones Audiovisuales (El Mundo TV) se hizo pasar por un matrimonio que acudió a la consulta de parapsicología de Don Miguel Esteve Pelayo (Vidente) para que les ayudara a erradicar de su casa supuestos fenómenos paranormales. Grabaron de forma oculta y subrepticia la voz e imagen del vidente. El reportaje se emitió el 3 de Mayo del 2002 en Canal 9 en un programa llamado ‘‘Mundos del más allá’’ el cual contaba con la presencia de expertos en parapsicología y periodistas que hicieron comentarios ofensivos y despectivos hacia el vidente, ridiculizando su medio de vida y su propia persona. Las imágenes le mostraban en su consulta y en la supuesta ‘‘casa encantada’’, donde fueron a buscar al “diablillo” que la pareja describió.

Ciertamente, la información es veraz y trata de hechos que en abstracto y sin personalizarse pueden calificarse de noticiables, ya que es de interés público que se informe sobre la existencia en general del fraude en la prestación de este tipo de servicios. Pero, por otra parte, se filma y reproduce la imagen del “parapsicólogo” y en la intimidad de su consulta, siendo una persona que no es de carácter publico, por lo que se podría estar vulnerando estos derechos.  Por consiguiente, se hace necesaria una ponderación entre el derecho a la libertad de información del medio y los derechos fundamentales del parapsicólogo. Y en dicha ponderación, opinamos que se vulnera el derecho a la intimidad y a la imagen de dicha persona sin posibilidad de que prime el ejercicio de la libertad de información, porque las imágenes han sido grabadas en un lugar privado y con cámara oculta, sin posibilidad de que la persona pueda dar o no su consentimiento. Además, atendiendo al interés publico de la información, este no existe personalizado en este concreto parapsicólogo hasta el punto de entender proporcionado el uso de la cámara oculta con intromisión en sus referidos derechos fundamentales.

Si te gustó el post, subscríbete a nuestro canal RSS