politicos zurrándose

1º. Sólo la información de interés público está protegida por el derecho a la libertad de información en los casos en que esta colisiona con los derechos de las personas aludidas por la información.

 2º. El interés público no debe confundirse con la mera curiosidad del público. El interés público de la información existe cuando el objeto de la información es de relevancia para la comunidad atendiendo a los criterios político y de relevancia social.

 3º. Cuando la información versa sobre personas, el interés público existe cuando se da una conexión entre la persona y la trascendencia para la comunidad del objeto de la información. Y no por el único y mero hecho de ser la persona de carácter público.

 4º. No todo lo que sucede a personas públicas es de interés público. Las personas públicas tienen ámbitos de intimidad protegida, y sólo es de interés publico lo concerniente a su intimidad que tenga trascendencia pública o sea de interés para la comunidad atendiendo al mencionado criterio socio-político.

 5º. El criterio socio-político implica que las personas públicas que ocupan cargos políticos y desarrollan funciones dirigentes o administrativas están más expuestas a la información sobre sus actos, pero siempre que estos tengan una relación con lo público, debiendo soportar en este caso la información y la crítica sobre sus actos.

 6º. Para que exista esa trascendencia pública en relación a los hechos íntimos de las personas públicas, es necesario que el hecho del que se informa tenga un evidente interés público atendiendo al propio hecho y a la función social de la concreta persona pública sobre quien se informe.

 7º. La información de hechos sobre las personas de carácter público o conocidas por la comunidad por actividades públicas que no son de carácter político está protegida cuando los hechos sobre los que se informa están ligados a la actividad que ha propiciado que la persona sea conocida por la comunidad.

 8º. La información de hechos de la intimidad sobre las personas de carácter público o conocidas por la comunidad por actividades públicas que no son de carácter político, sólo está protegida cuando ellas mismas revelan públicamente el concreto hecho informativo.

 9º. La imagen de las personas públicas en general puede ser captada y difundida, si estas se hallan en lugares públicos o en actos públicos. Pero en los lugares públicos también existe la intimidad debiendo ponderarse en la información la expectativa de intimidad de la persona en cada momento concreto.

 10º. Los hechos concernientes a las personas no publicas o de carácter privado no son de interés público salvo que tengan una conexión directa con un hecho de interés público o de interés socio-político para la comunidad. Su imagen sólo puede ser captada y difundida si es accesoria a la información.

Si te gustó el post, subscríbete a nuestro canal RSS