foto 1

 

Traemos al observatorio la sensacionalista portada del periódico Ideal de Granada del pasado 19 de septiembre de 2013. En la misma, con objeto de la noticia de un atropello a un menor, se acompañó como información gráfica una fotografía en la que aparece el menor después de ser atropellado, tendido inmóvil bajo el vehículo que lo ha atropellado.

No cabe duda de que el hecho de un atropello es de carácter noticiable por ser de interés para la comunidad. Asimismo, tampoco cabe duda de que estamos ante información que es absolutamente veraz.

Sin embargo, la fotografía vulnera el derecho a la intimidad de una persona que es plenamente identificable, al menos por su circulo comunitario, y que se encuentra en un momento terrible y en situación de gran vulnerabilidad y sufrimiento. Y ello se agrava si le sumamos que se trata de un niño de 13 años, por tanto, menor de edad.

En la ponderación entre el derecho a la libertad de información del periódico y el derecho a la intimidad del menor, prepondera en este caso el derecho a la intimidad del menor, dado que el gran sacrificio del derecho a la intimidad del menor que se produce, no es en absoluto justificado atendiendo al bajo interés publico de la fotografía teniendo en cuenta la información de que se trata.

Si te gustó el post, subscríbete a nuestro canal RSS