aaaaa

Se publicó en prensa que un dirigente de nuevas generaciones de un partido político subió a las redes sociales una foto en la que se ve a una joven amordazada, siendo en apariencia drogada y secuestrada por un hombre. Ello bajo el rótulo: ‘¡He ligado!.

En primer lugar, es indiscutible que lo que publica un político en sus redes sociales, es de interés publico y por consiguiente, es desde un punto de vista jurídico, noticiable, pudiendo los medios publicarlo.

En segundo lugar,  debe valorarse si la libertad de expresión del político le ampara ante una posible intromisión al derecho fundamental a la igualdad, al poder ser la fotografía discriminatoria para la mujer, ya que la muestra como un objeto sexual. En la protección de la igualdad entre sexos, nuestro ordenamiento ha establecido una discriminación positiva en pos de evitar discursos y comportamientos que puedan ser interpretados como discriminatorios fomentando de esa manera una justificación o frivolización de la violencia de genero.  Y en este caso, estamos ante ese discurso que fomenta la concepción de la mujer como objeto sexual y, por consiguiente, con un discurso discriminatorio, que rebasa los limites de la libertad de expresión.

Además, consideramos que el político no puede ampararse en que la expresión fotográfica tenga un carácter humorístico, porque como hemos dicho, la concepción en nuestro derecho actual es que la libertad de expresión no ampara discursos que frivolicen sobre el tema.

Si te gustó el post, subscríbete a nuestro canal RSS