DSC_2322

 

En la noticia analizada se informa acerca de la posible ampliación por parte del Ayuntamiento de Zaragoza de las zonas en las que los perros puedan ir sueltos. Entre sus propuestas a estudiar está la plaza del Pilar. Para ilustrar la noticia el medio utiliza la imagen de una señora paseando a su perro atado por dicha plaza. En este caso nos encontramos con que el medio no cumple con el límite interno de noticiabilidad de la libertad de información en relación con el derecho fundamental a la propia imagen. La mujer es una persona privada y no es de interés para la ciudadanía, y por lo tanto, no se le puede tomar ni reproducir una fotografía sin su consentimiento. Tampoco se la podría considerar accesoria porque protagoniza absolutamente la información gráfica y ella no es la noticia. En este caso, las accesorias son las personas que aparecen por detrás difuminadas.  Por lo tanto, de no existir un consentimiento expreso de la persona fotografiada para su captación y reproducción, atendiendo al carácter de persona privada y su falta de noticiabilidad y accesoriedad a la noticia, estaríamos ante una intromisión al derecho de la propia imagen de la persona fotografiada que preponderaría en su ponderación sobre el derecho a la libertad de información.

Si te gustó el post, subscríbete a nuestro canal RSS