nietos de duquesa de alba

 

Traemos al observatorio una fotografía publicada en una revista digital, en un artículo sobre la muerte y funeral de una persona famosa, en la que aparecen en primer plano dos nietos de ella que son menores de edad. En dicha fotografía, si bien se pixelan mínimamente sus ojos, se les reconoce perfectamente.

Se trata de dos menores que no pueden ser tratados informativamente como personas públicas o famosas. Y no siéndolo, no cabe tomar su imagen ni en lugares públicos.

Tampoco son accesorios a la noticia ni accesorios a un plano general fotográfico del momento, porque se recoge su primer plano, apareciendo ellos, de esta forma, como la noticia que se transmite con la fotografía.

En conclusión, opinamos que la fotografía, salvo expreso consentimento de sus padres o tutores, vulnera la imagen e intimidad de dichos menores, y por ende, la protección de la infancia,  siendo insuficiente el pixelado de la misma, ya que no impide la clara identificación de los menores.

Si te gustó el post, subscríbete a nuestro canal RSS