BBAA

En el programa Sálvame de Telecinco se produjo un cruce de alusiones entre Carmen Lamana y Belen Esteban,  contertulias o colaboradoras  del programa,  en los siguientes términos:

CL: “El día que salga en Telecinco alguien poniendo a Belén en su sitio y diciendo mira, eres una farsante, Tú dices que Jesús no va a ver a la niña, Jesús ha ido como seis o siete veces u ocho o nueve o diez y no le has abierto la puerta y le has mandado a la mierda, Lleva 11 años viviendo de poner verde a una familia, con que lo hayas dicho una vez es suficiente, Tú dices que te separas de tu marido y sabes que es mentira. Belén es una persona tóxica”

BE:  “Tú sí que eres falsa ¿Quién le ha dicho a Carmen que ha venido Jesús a casa siete veces ?¿Jesulín de Ubrique? Habla de los problemas que tienes tú y si pagas a los novios que te echas. Eres muy lianta, la lianta pija, con la edad que tienes… Habla de tus sobrinos igual que hablas de mi hija. Cuidadito con mi hija que por mi hija mato. Eres muy lianta, la lianta pija, con la edad que tienes… Habla de tus sobrinos igual que hablas de mi hija. Cuidadito con mi hija que por mi hija mato. Va tener una demanda por esas mentiras porque en la vida he cerrado la puerta al padre de mi hija No digo lo que pienso porque estaría feo, ¿Por qué no ha tenido narices de hacerme cara, ya me encontraré contigo, no hace falta que hables de nadie para hacer programas, habla de tu novio que si era tu novio le tenías que pagar para que te acompañara. Para mí es mierda y con la mierda pasa de ella”.

Estamos ante dos personas famosas o de carácter semipúblico, conocidas por su actividad de contertulias o colaboradoras de programas del corazón. Son noticiables, por consiguiente, en lo concerniente precisamente a su intimidad, de la que ellas mismas han revelado muchos datos a la opinión publica y,  a la revelación y juicio de la vida privada de los demás. Es por ello por lo que su umbral de intimidad es muy bajo ya que ellas mismas han propiciado su descenso de barreras y, con respecto a su honor, es evidente que deben soportar mucho más, las criticas o juicios que se hagan precisamente a su actuar, ejercicio este que ellas mismas hacen en cada programa. Bajo este marco previo, las expresiones sometidas a análisis, y entendiendo que las mismas no formen parte de una parodia del programa, aunque recojan algunos hechos, son más bien opiniones o juicios de valor que cada una de las interlocutoras hace de la otra. Por tanto, son en esencia ejercicio del derecho a la libertad de expresión por lo que habrá que analizar si son desproporcionadas o innecesarias y rebasan el limite que marca el derecho honor, es decir, si en vez de opinión es mero insulto. En primer lugar Carmen Lamana emite una opinión que podría ser calificada de proporcionada acerca de la conducta de Belen Esteban en un aspecto de su vida privada del que ella misma ha hablado a la opinión pública, y que a la interlocutora le parece una farsa. No apreciamos desproporción o vulneración ni de la intimidad ni del honor. Sin embargo, aún atendiendo a que estamos ante una replica provocada por la opinión previa, lo que muchas veces merece excluir la vulneración al honor, Belen Esteban responde llamando “mierda” a Carmen Lamana lo que puede considerarse como un insulto, que se nos antoja desproporcionado e innecesario para la opinión previa vertida por Carmen Lamana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si te gustó el post, subscríbete a nuestro canal RSS